- Economía, Ganadería

Mercado estable en industria y reposición, y leve alza en las rentas, mientras altos impuestos desalientan compraventa de campos

El titular de Escritorio Silveira Negocios Rurales, Daniel Silveira, dialogó extensamente con Hora del Campo, ofreciendo un pormenorizado panorama de la situación del mercado ganadero y de la inversión en propiedades rurales.

Sobre el mercado de la industria, Silveira destacó que la oferta de ganado gordo no aumenta y que los negocios con los frigoríficos se llevan a cabo fluidamente, aunque los embarques se concretan “camión a camión”, ya que  no se maneja un precio por semana, lo habitual cuando la oferta es abundante.

Para el operador, la oferta está “un estable” y consideró que aun con ante el cierre de varias plantas la oferta de ganado en la actual coyuntura no va a superar la demanda.

Recordó en ese sentido que la faena anda en el eje de algo más de treinta mil kilos por semana y opinó que los ganados “van a salir con más fuerza los primeros días de  agosto” aunque opinó que la oferta no va a aumentar fuertemente hasta octubre.

Para Silveira esa situación hace que el mercado se mantenga firme y suba periódicamente algún centavo un tiempo más. Actualmente –dijo- se están negociando novillos a 4 dólares por transacciones al contado y a 4,04 con plazos. Las vacas, en tanto, se negocian entre  3.80 y 3.85 las más pesadas, con 220 kilos de carne para arriba.

En torno al mercado de reposición consideró que se mantiene firme y recordó que estamos en una época del año en la que disminuye un poco la oferta. “La reposición está muy firme en toda su categorías. Hay buena demanda de ganados formados y vacas de invernada. Todo el mercado está muy movido”, dijo.

En cuanto al mercado de tierras, afirmó que las rentas estaban con tendencia a la baja pero destacó que cuando las ventas de ganado comenzaron a ponerse más altas se hicieron muchos negocios de renta vinculados a kilos de carne por hectárea, por lo que actualmente se están dando valores más altos. “Los precios de la carne pararon de bajar las rentas”, dijo.

En cuanto al mercado de compra-venta, aseguró que está “calmo”. Dijo que “aparece algún negocio para la forestación, entre los 1.800 a 2.300 dólares en la zona de Durazno; pero campos ganaderos no se han hecho negocios”, afirmó.

Finalmente lamentó que cuando se producen intereses por negocios de compraventa  aparecen quejas  por los impuestos que se tiene  que pagar. “Tanto de los que tienen que pagar cuando se están desprendiendo de su propiedad, como de los que están invirtiendo en compra y que se enteran de lo que tienen que  pagar para producir”, dijo.

También reveló que la magnitud de los impuestos desalientan muchos negocios, lo que “es una realidad” que está complicando la compraventa de tierras. “Varios extranjeros dan vuelta” cuando se enteran de la cantidad de impuestos a pagar, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *