- Agricultura, Editoriales

Wilman Curbelo: “el buen aguador recorre taipa por taipa, y camina y cruza la chacra”

De oficio “Aguador”, Wilman Curbelo, puede pasar horas contando su extensa y valiosa historia de más de 60 años de trabajo.

Habló con Hora del Campo, para el Ciclo “Charlando con la gente”, y nos contó de sus primeras experiencias, haciendo carbón, casi como un juego de niños entre hermanos, muchas veces a la luz de la luna.

Como chacrero se inició de medianero en Centurión, luego plantó maní y más tarde tuvo la oportunidad de sembrar arroz, y con ello “terminar de criar” a sus hijos, “ver un horizonte”, y rumbearlos en esa tarea, en la que todavía siguen produciendo.

En esa etapa, en las arroceras, aprendió el oficio de aguador: “no es fácil llegar con el agua a tiempo al fondo de la chacra”, dice.

“El buen aguador recorre taipa por taipa, entra a la chacra, la camina y la cruza. La importancia del aguador es saber conducir el agua, llevarla hasta el fondo a tiempo”, cuenta con entusiasmo.

La siguiente fue la imperdible charla que “Pepe” Medina tuvo con  Wilman Curbelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *